Limpiadora para pieles propensas al acné

127 g

19,00

​Formulada con una combinación de ácido salicílico en solución al 2% e ingredientes botánicos, esta limpiadora ayuda a reducir el acné y previene la irritación de la piel.

  • Ayuda a eliminar el exceso de grasa.
  • Ayuda a eliminar las células muertas de la piel para evitar que obstruyan los poros.
  • Ayuda a minimizar las marcas del acné.
  • Libre de aceites. Libre de fragancia.

Todos los precios de venta son sugeridos (IVA incluido).

También te gustará

Consigue los productos sugeridos por

65,00

Añade todos los productos sugeridos a la cesta
  • Información general
  • Consejos de aplicación
  • Cómo funciona

Limpiadora para pieles propensas al acné Mary Kay®

La Limpiadora para pieles propensas al acné forma parte del Sistema para el Acné Mary Kay®, un enfoque único y extremadamente efectivo para combatir el acné, formulado con ingredientes activos y botánicos complementarios. Esta ligera limpiadora se transforma rápidamente en una suave espuma que te ayuda a eliminar el exceso de grasa. No deja residuos al ser retirada, y ayuda a evitar que las células muertas de la piel obstruyan los poros, minimizando también las marcas del acné. Cuanto antes comiences a utilizar el Sistema para el Acné Mary Kay®, antes verás los resultados.

Consejos de aplicación

  • Humedece el rostro, aplica la limpiadora y realiza un suave masaje. Aclara cuidadosamente y seca la cara mediante suaves toques.
  • Para conseguir los mejores resultados, aplica a continuación el Suero Purificador de poros y la Solución para granos del Sistema para el Acné Mary Kay® donde sea necesario.
  • Se puede usar por la mañana y por la noche.

Cómo funciona

El Sistema para el Acné Mary Kay® es un enfoque polifacético que tiene en cuenta las múltiples causas del acné.

El acné puede afectar a cualquier persona, de cualquier edad. El Sistema para el Acné Mary Kay®, formulado con ácido salicílico, ayuda a eliminar y prevenir los brotes de acné. Descubre a continuación cómo funciona:

  1. Mantiene los poros limpios.

    La grasa natural del rostro se produce y se transmite hasta los poros para lubricar la piel. Pero en las pieles propensas al acné, las células muertas que normalmente se desprenderían, se acumulan sobre los poros, obstruyendo la salida de la grasa natural del rostro. El ácido salicílico elimina las células muertas y ayuda a acelerar la renovación celular en la superficie de la piel.

  2. Ayuda a controlar el exceso de grasa.

    La grasa, o sebo, se produce en las glándulas sebáceas, que se encuentran justo bajo la superficie de la piel. Aunque una cierta cantidad de grasa es necesaria para suavizar la piel y mantener su barrera protectora, el exceso de grasa y las impurezas generadas en el medio ambiente pueden obstruir los poros. El Sistema para el Acné Mary Kay® está formulado para ayudar a controlar el exceso de grasa y reducir los brillos.

  3. Reduce la irritación de la piel.

    La aparición de granos viene acompañada normalmente de una irritación de la piel, como consecuencia de que la piel intenta eliminarlos por sí misma. Esta irritación puede verse incrementada con la liberación de proteínas y péptidos que las células del sistema inmunológico envían al lugar de la infección. El Sistema para el Acné Mary Kay® está formulado para ayudar a prevenir la irritación de la piel asociada al acné.